• Conocí a Fabiola y me ayudó en todo este proceso, me ha dado herramientas para manejar mis inseguridades y miedos y darle a mi hija todo lo contrario, me ha enseñado que la crianza no es tan difícil, siempre y cuando tengas mucha paciencia y trabajes en equipo con papá, es increíble como tu hija tan chiquita puedes ver los resultados que tu esperas y tendrás a una niña feliz y una mamá tranquila, que a pesar de no ser una mamá perfecta, lo intentas día a día y con convicción que SI resulta.

    Paulina Mamá de una niña de 3 años y 7 meses
  • Desde la primera sesión con Fabiola nos sentimos muy acogidos, TODOS… mi hijo, mi marido y yo. Fabiola nos ha ido mostrando, a través de la evaluación de nuestro hijo, cuáles son sus principales deseos, carencias y fuentes de seguridad. Con pequeñas tareas que hemos realizado sagradamente todos los días, el cambio que se ha generado en nuestro hijo es inmenso.

    Marcela Mamá de un niño de 10 años
  • Me encontraba un poco colapsada con algunas actitudes de mi hija en el colegio, por lo cual me decidí a tomar este taller, para ir entendiendo más a mi hija en su crecimiento y necesidades, apoyarla de mejor forma frente a situaciones que la complicaban a ella. Aprendí a Escucharla en lo que ella quiere, validar sus sentimientos y opiniones, y lo mejor, descubrir que puedo jugar con ella, que esos momentos son los más fructíferos. Toma el curso con toda confianza, porque aquí aprenderá a conocerse y conocer de mejor forma a su hija/o. Aquí logras “sacarte la culpa”.

    Andrea Mamá de una niña de 7 años
  • Nuestro primer hijo, tiene 11 años y desde pequeño fue muy tímido, … pero a medida que fue creciendo se volvió una gran preocupación para mí, me asustaba pensar que podría presentar problemas de autoestima o rasgos depresivos. Comprendí que los hijos reflejan muchas veces nuestro actuar a través de su conducta, mediante el miedo, la inseguridad, el poco afecto… Comprendí también, que ellos necesitan profundamente de nosotros y si no nos damos los momentos para estar junto a ellos, no podemos esperar que mejoren solos. Durante el avanzar de las sesiones, se abrió un nuevo mundo para mí y mi hijo… siento que recibí un tremendo regalo de amor en el momento justo de su crecimiento y desarrollo…Quiero destacar que Fabiola siempre ha estado ahí para cualquier duda o angustia que tenga, siento que su trabajo va más allá de “unas sesiones”, la siento comprometida con ayudarnos y eso me genera una confianza única con ella. ¡¡¡La recomiendo de todas maneras!!!

    Paz Mamá de dos niños de 4 y 11 años